sábado, 27 de noviembre de 2010

POBREMENTE, POBRE MÍO.


Siempre he oído decir que, el Río Manzanares era un aprendiz de río, lo mismo es mi Butarque, un arroyo en ocasiones tan lastimero y pobre, que lleva mil siglos de peregrino, el un eterno viaje hacia el este, y sus escasas aguas acaban en el oeste en el gran océano, hasta allí llegan mis suspiros acompañándole.

Al igual que el Manzanares,
Butarque aprendiz de río,
más que agua algunas veces
llevas sólo mis suspiros.



Tantas veces castigado...
Mil siglos de peregrino,
Butarque que butarqueas
pobremente, pobre mío.



Leganés, 26 de noviembre de 2010


JOSé MANuel García García (JOSMAN)
Publicar un comentario