lunes, 7 de mayo de 2012

LIDUVINA.

LIDUVINA, ES EL NOMBRE DE MI COMPAÑERA, DE LA MADRE DE MIS HIJOS, Y HOY, QUIERO RECOGER LO QUE NO DEJÓ DICHO MIGUEL DE UNAMUNO DE ÉSTE NOMBRE QUE DIO EN SUS NOVELAS O NIVOLAS A DOS PROTAGONISTAS DE SUS OBRAS "NIEBLA" Y " UNA HISTORIA DE AMOR" .

Nos dice el autor de "San Miguel Bueno, Mártir" en el prólogo de dicho libro y "Tres historias más" que: "Liduvina viene de santa Lidwine de Schiedam, aquella monjita holandesa cuya vida narró, uno de los últimos, Huysmans, pues que se presentaba a ciertas truculencias místicas -o mejor ascéticas- del converso literario.

Aquella santita que vivió sufriendo en su macerado cuerpecillo, que pedía al Señor que le trasladara todos los sufrimientos corporales que no pudiesen soportar otros fieles sin sentirse arrastrados a la desesperación o acaso a la blasfemia.

Y cuando la pobrecita se vio en trance de muerte pidió que su carne se derritiese en grasa con que alimentara la lámpara del santuario del Santísimo. Pidió derretirse de amor".

Estoy seguro que muchas Liduvinas, en especial de Castilla, ignoran la procedencia de su nombre, pues ya la sabemos.

De Liduvina, viene Luzdivina y Ludivina  por la etimología popular, ésta aclaración como indico arriba, nos viene de Don Miguel de Unamuno y Jugo, Rector y Catedrático de la Universidad de Salamanca, del cual tras su muerte, seguimos aprendiendo muchas cosas.
Publicar un comentario