domingo, 24 de noviembre de 2013

A NUESTRO LIBERTO MALASAÑA.

Cuando uno se queda sólo en casa, recibe uno sin saber por qué el comentario de mi amigo del alma Liberto Malasaña, quizás uno de los mejores poetas, no sólo de Leganés, también de éste nuestro Madrid, ese que en parte nos han hurtado como el Barrio de las Letras. 


Liberto no entra en las redes sociales, Liberto pajarea, mientras yo leganeo esas mañanas en que nadie te espera, ni uno espera a nadie, ni siquiera a las mariposas de Noviembre. Y Liberto, me habla de un Cristo que hemos asesinado 2013 veces, es un ateo que busca a Dios como lo hacia Unamuno en San Manuel Bueno y Mártir.



Liberto conoce los misterios de la naturaleza, y dejó la poesía social, cuando todo dejó de ser social, y ahora, acuna su madurez echando migas de pan a los gorriones, esos que, se van mermando porque la Urraca es el lobo de los aires, mientras que la paloma sólo es la rata.



Liberto sabe que hasta las gaviotas pueden llegar a la meseta de Castilla, pero la carroña madrileña no tiene ese salitre de la mar cántabra.



Liberto es la palabra, e interprete de la "creación", porque sólo él y Bécquer, han sabido que el planeta es una pelota, que basta con dejársela a los niños para destruirla, para destruirse y destruirnos. 
Mientras, dejadle pastorear a los gorriones, que es lo único inocente capaz de elevarse sobre nuestras torpes cabezas.

JOSMAN.
Publicar un comentario