sábado, 9 de noviembre de 2013

EL CAFÉ DE LA TARDE...




A veces, no se por qué escribimos aquí, o en Facebook, poemas escritos hace tiempo, en fin, yo no entiendo de aves pero dicen en Leganés gentes procedentes de las zonas rurales que, las urracas se comen los huevos de los nidos de los gorriones, si esto es así, es como la subidas de impuestos que hacen las urracas con el pueblo gorrionil:

Cuando el café de la tarde
es amargo para alguien,
es mejor el paseo
por frondosos olivares,
y, hablar con uno mismo
de la vejez imparable,
dar de como a gorriones
tal como Liberto hace
acosados por "urracas"
por siempre consistoriales...

JOSMAN.
Publicar un comentario