lunes, 11 de noviembre de 2013

LOS CANGILONES DEL INFIERNO.

Nunca pude pensar en esa edad infantil valdilechera que, cuando veía los cangilones de las norias, más de medio siglo más tarde, comprendería que, de ella PP, PSOE-IU, y los sindicatos de clase como UGT y CC.OO. convirtieran la noria de España en cangilones infernales, ya que ellos sacaban el agua, y a nosotros nos dejaban la ciénaga del fondo, lo infecto.

Nací pobre entre pobres,
mi padre era vaquero,
fui repartidor de leche
medio cura y carpintero,
y me puse un tricornio
que siempre tiraba el viento.

Y hoy veo en democracia
lamentándose mi pueblo,
siento las nauseas del alma
cuando veo a los banqueros.
Cuando veo a la justicia
medir con varios raseros,
cuando veo al capital
manipular los gobiernos
como pobres marionetas
de Rajoy a Zapatero,
de Suárez a Aznar.
Y siempre el maldito suero
que nunca le alivia al pobre,
¿a dónde van los impuestos?
Entre Bárcenas y ERES,
socialistas y peperos...
siempre son las mismas norias,
cangilones del infierno...

JOSMAN.
Publicar un comentario