sábado, 13 de diciembre de 2014

LA EXCLUSIÓN INDUCIDA DE UN ESTADO SIN ALMA.


Dicen los expertos hasta de la derecha más rancia que, nos costó 70 mil millones de Euros el rescate de las Cajas de Ahorro, en las cuales había en sus Consejos de Administración, miembros del PP, PSOE e IU, que bien miraban a otro lado, o sólo estaban para cobrar y tener tarjetas negras.

Fuera lo que fuera, Alemania y Europa dieron la orden de los recortes en Sanidad, Enseñanza y Servicios sociales, los salarios mermaron, aumentó el paro, y por ende, se produjo la paulatina exclusión social, que es un modo de crimen inducido, contra la pobreza.

Franco, creó la cartilla de racionamiento, éstos gobernantes han dejado al hambriento a las puertas de los bancos de alimentos de las ONGs y 3 millones de españoles e inmigrantes comen como la Benigna de Benito Pérez Galdós de la "Misericordia"

Estamos ante un PP y un PSOE, que pretenden volver a gobernar, y no ven su propia barbarie, la de un Estado carente de alma y sentimiento ciudadano, estamos en un Estado púnico, donde un adolescente falsifica documentos, y le ponen escolta presuntamente, mientras los electores, como los burros vamos tras los "Brotes Bordes" a los que hace alusión el presidente del gobierno, que a su aguacíl gubernativo le paga un 40% más que a él.

Un Estado sin alma, es un lucifer que cabalga como decía Alberti, hasta excluirnos o arrojarnos a la mar.

JOSMAN
Publicar un comentario