jueves, 4 de diciembre de 2014

SANTIAGO LLORENTE (PSOE) SE PRESENTA AL PUEBLO.




Santiago Llorente en el centro.

Foto: Dleganés.

No pude asistir por motivos de salud, a la presentación de Santiago Llorente (PSOE) como candidato a la alcaldía de Leganés.


Pero apoyo estos tímidos pasos santiagueros de acercarse a la ciudadanía.

Aunque jamás lo apoyaré en las urnas,a ninguno de los dos partidos que nos han sumido en la pobreza y en lo precario, el PSOE, no modificó nada de cuanto legisló Aznar, comulgó con el capitalismo.

Fuimos todos esclavos del ladrilleo que imperó también en Leganés.

Después de 37 años, es difícil creer a un político ,pero Santiago Llorente tiene un gran trabajo que realizar, cambiar la mente del ciudadano requiere un gran ejercicio de psicología.

Su partido y el PP, han golpeado brutalmente a las clases media y baja.

Yo le advertiría que haga un ejercicio de aproximación, es decir, que visite los distritos y sus ciudadanos cada trimestre, que haga asambleas, que escuche, que aprenda de la cátedra de la calle. 

Que como el Papa Francisco, desnude muchas verdades, que haga un ejercicio de conciencia partidista - lo persona, es privado-  No le voy a pedir que lave los pies a los pobres, pero que vea las ampollas de su caminar.
Pero en plena jaqueca, viejo y desengañado, no quiero ni debo expresar mis ideas, que son mías, Yo regalo libros, pero no ideas.

A los políticos hay que darles las indicaciones, como ellos las subvenciones a cuenta gotas, mucho le queda a Santiago para suspirar por ese despacho de alcaldía en la acacia de los meones.

Tenía según esta nota, 8 años cuando comenzó el régimen de 78 y, la facultad de Economía, no presta lo que el pueblo sangra.

Debe de contagiarse de pueblo, y en Leganés Norte o en el Barrio de la Solagua, no se ganan las batallas, como aquella leyenda del Cid que inventó un juglar debe de acercarse a Manolo Machado: "sangre sudor y polvo ,Llorente cabalga" escribía el mayor de los Machado, pero éstas indicaciones no son para foros.

Sócrates pisaba la calle, Platón enseñaba en una escuela.

Y es que Santiago, la "tienda del pensamiento" jamás estará en los partidos y en los consistorios. Está en ese polvo y sudor...Sólo se conoce el Ébola en África, no en los peristilos de la facultad de medicina.


JOSMAN.
Publicar un comentario