domingo, 12 de julio de 2015

DE LO REAL A LO INVENTADO.


Me invento sueños, para así mitigar el vacío de la ausencia, el ser humano tiene algo de Quijote, vive dos vidas paralelas, la de la cruda realidad de los amaneceres, y esa otra, que edificamos sobre una pradera verde, a la orilla de la mar, frente al fuego de la chimenea francesa en invierno, cuando la vista se queda perdida aislada de tus sentidos, y al tiempo, crees estar a la orilla de un arroyo, observando su constate y lento correr del agua o de las aguas, después más allá de la mente quijotesca, construyes una cabaña en medio de un extenso bosque florido, y allí amas cuanto puedes amar, esa es la otra vida, la mental, que sumergida en la fantasía, con el límite peligroso de la locura, vives en el sosiego y la paz de la vida inventada.

JOSMAN.
Publicar un comentario