lunes, 4 de enero de 2016

LA MEDIDA DEL SABER Y SU DESENCANTO.


A medida que mi barba se vuelve más blanca y en mi cerebro hay un átomo de sabiduría, más me reafirmo en que, solamente la felicidad la alcancé en la ignorancia propia de mi infancia, en aquel tiempo, desconocía la maldad del hombre y la mía propia como tal.


Mi saber es la partícula más pequeña de la sabiduría del hombre, el conocimiento te estimula el pensamiento, pero desnuda la realidad social, escribir es la cloaca que desagua el espíritu, materializado en el cerebro, es la ventosidad del intestino mental, escribir es descongestionar el alma de felicidades, esperanzas o desencantos y tristezas, eso es el ser poeta, y quien no sienta eso, sólo es un poeta de laboratorio que levanta castillos con el lenguaje.
JOSMAN.
Publicar un comentario