martes, 16 de febrero de 2016

DIRECTORES GENERALES O GENERALES DIRECTORES.

Vivimos en un estado judicial permanente, dice la prensa y Uleg que, un auto judicial anula el nombramiento de directores generales nombrados por el anterior equipo de gobierno del PP, el PSOE, que sigue el mismo camino , también ha nombrado una cantidad similar al parecer, el Ayuntamiento recurrirá ese fallo judicial, pero hay algo que no puede recurrir y es la opinión publica.
El cesado concejal de C´s, se acerca a PSOE-IU de Leganés, como se acercan las sardinas al ascua abrasante.

Vivimos en el mundo de la mamandurria, ese vocablo que puso de moda la dimitida Esperanza Aguirre, esa mamandurria que poco a poco va devorando al PP, Valencia y Madrid, llegan ecos de Orense, y el agua del Canal de Isabel II bajo sospecha.


Hoy la tarta se divide cada vez más, surgen Ciudadanos y Podemos y las confluencias, es decir, más control o más reparto.

Las encuestas , sólo encuestas, dan a la baja nuevamente al bipartidismo, PP y PSOE, están en caída libre, a mi juicio y opinión, los partidos constitucionalistas, han incumplido el articulado de la carta magna, en fin, sólo cabe la posibilidad aquella del poeta León Felipe, sentarse en la puerta de la farmacia y, tristemente ver pasar el cadáver de una niña, esa niña metafóricamente, es la pérdida de la inocencia.

España, con razón o sin ella, debe de salir de esta Caverna platónica, donde PP y PSOE, de vez en cuando nos atontan con esas sombras y con ciertas mamandurrias.

Josman.
Publicar un comentario