domingo, 14 de febrero de 2016

LA ESPAÑA INMÓVIL.

Hemos vivido 37 años con la Constitución actual, hablan de cambiarla, pero no hay mayorías, ni en la derecha ni en la izquierda, el art 122. 3, sobre la elección de los miembros del Poder Judicial, no podrá cambiarse, no les ha interesado ni les interesa a NINGUNO.


De 20 miembros, 12 elige el Rey - que es el gobierno- 4 el Congreso y 4 el Senado. Es decir, la justicia la tengo yo.


Ante los casos graves de corrupción en las que presuntamente caigan o caen los aforados, tiene conocimiento de ellos, el T. Supremo.


Para la plebe los tribunales ordinarios, la justicia no es igual para todos, ni con PP ni con Podemos, estamos ante un tratamiento diferenciado, como para los asuntos fiscales, no es lo mismo un trabajador de nómina, que una empresa del IBEX 35 , en definitiva, el Parlamento salido de las urnas estará anclado , es inservible para lo esencial.


Las leyes orgánicas necesitas una gran mayoría, es decir, este Parlamento sin el concurso de todos, es como aquella cita de mi infancia:
¿Esta tú padre,? ¡Si, pero esta borracho! Tenemos 350 diputados, pero sin estar borrachos, están como si lo estuvieran.


Aquí no habrá cambio de nada ni por nada. Una ley orgánica necesita mayoría absoluta.


Y esta opinión como decía Gustavo Bueno: "si tiene argumento," y " el pensamiento si tiene sistema" otra cosa es la poesía, que se mueve por sentires, los míos a veces equivocados, pero ni la naturaleza ni mis padres me hicieron perfecto, y soy hijo de mi tiempo, donde nadamos en las aguas que lleva este río de España.

Josman.
Publicar un comentario