miércoles, 20 de julio de 2016

EL CAMBALACHE Y LA NARANJA AZUL.

Foto de Lidu G. Gómez.

Dos años escuchando que se rompía España, dos años de líneas rojas, y ahora para dar la vicepresidencia del Congreso a Ciudadanos, negocian dar al PNV y CDC, -vascos y catalanes que llamaron separatistas-, dos grupos parlamentarios. 



Decía Ribera, "No quiero sillones" y el primer día la naranja se vuelve azul, y los que rompían España son sus aliados, mientras se elige una pastor para el rebaño que bala, Sánchez ya es un cadáver político, "El hombre que pudo reinar" es el Polichinela de " Los Intereses Creados" de Benavente, ya no se rompe España, las causas contra Mas se archivan, y el socialismo queda en una oposición residual cada elección más mermada.



Esta España de derechas, se lame el hambre en las urnas, y Ribera saca pecho, ignorando que será absorbido como se absorbe un sorbete de limón en Sevilla en un Julio abrasador.
España es un teatro, Rajoy el primer actor, el PSOE un figurante y la naranja se volvió azul, algunos sabíamos que era azul, y las líneas rojas se pudieron borrar con grupos parlamentarios que paga el pueblo.

JOSMAN
Publicar un comentario