domingo, 10 de julio de 2016

MIS ÚNICOS ENEMIGOS.


Españoles y por ende Leganenses: No odiéis a nadie, pero repudiar a quien os explota y os deja sin derechos laborales y sociales, o los recorta brutalmente.

No les odio, porque el odio es un delito. -"El 510 CP, castiga con penas de hasta tres años de prisión los denominados delitos de incitación al odio o a la violencia"-


Pero son mis únicos enemigos, los que -aún trabajando- han propiciado la explotación y por ende, la precariedad laboral de mis hijos.



Real Decreto-ley 3/2012, de 10 de febrero entre otros. (PP)

Ley 35/2010, de 17 de septiembre, (PSOE)



"precariedad laboral

Definiciones.

Se denomina precariedad laboral al estado de situación que viven las personas trabajadoras que, por razones diversas, sufren procesos que conllevan inseguridad, incertidumbre y falta de garantía en las condiciones de trabajo, más allá del límite considerado como normal"


 Y esa precariedad, lleva al miedo, y el miedo excesivo es terror, y eso quieran o no lo han propiciado las leyes laborales.

Y como decía Pablo Milanés:

"Yo pisaré las calles nuevamente,
de lo que fue Leganés tan explotada,
y en una hermosa plaza liberada
me detendré a llorar por los ausentes."

JOSMAN
Publicar un comentario