martes, 28 de marzo de 2017

MIGUEL, MUERTE Y GUERRA.

Valle de la condena , esclavitud, muerte y sepultura.

Hoy se cumplen 75 años de la muerte de Miguel Hernández, el franquismo asesino, no lo ejecutó, le dejó morir tras el Vía Crucis de 12 cárceles, acunando su agonía con "Las Nanas de la Cebolla" con llagas por todo su cuerpo, no se le trasladó al hospital de Alicante, Josefina Manresa llevaba retales de sábanas viejas limpias, para con ellas hacer apósitos, los franquistas golpistas seguían haciendo daño en la llamada Paz, como comprobamos año tras año.Su muerte a los 31 años es el retrato de un ejercito fascista que aplicaba el abandono sanitario o aplicaba el pico y pala del Valle de los Caídos, es decir te convalido la pena de muerte para dejarte morir.


Con todo y con eso en Leganés seguimos teniendo calles con nombres franquistas, quizás porque sigue vivo el espíritu de todo aquél tiempo horrible.

CXC nos hizo un relato documentado del Teniente General Muslera, los asturianos, como mi padre, me hicieron el relato del General Aranda, y conozco de memoria las acciones del Capitán Cortés de la Guardia Civil.

De Miguel  Hernández lo hemos dicho todo durante 35 años, de la Guerra Civil hemos escrito poco, los seguidores de Franco que ya no quieren llamarse franquistas, hablan de las "Checas" pero no hablan del "Carnicero de Badajoz" No hablan de la toma de Sevilla, solo hablan de Curas y Monjas que es verdad que fueron asesinadas pero en Sevilla en un solo día hubo 6.000 muertos, lo de Badajoz habrá que escribirlo más detenidamente.

España fue no un país, fue un charco de sangre inmenso, y el bando vencedor aniquiló después cada junco que movía el viento.

Dicen que decía Fidel Castro a Raúl en Cuba. "Raúl, no quiero más sangre" y ya no hubo sangre, pero había otro tipo de muerte.

Toda las dictaduras son sanguinarias desde la de Franco hasta la de Stalin, todas son duraderas, y todas tienen tras su muerte seguidores y nostálgicos. Y esos seguidores, intentan cambiar la historia, pero el intento es vano, no hay peor juicio que el de la historia real, no la adoctrinada. Y no solamente "No hay peor ciego que el que no quiere ver" Hay algo peor que, hasta vemos en Leganés, que con 35.000 universitarios, no hay peor pensador que el que no quiere pensar.

¡Ni fascismo ni comunismo, simplemente Libertad, Justicia y igualdad! 

JOSMAN.
Publicar un comentario