viernes, 30 de junio de 2017

SUEÑOS Y AUSENCIA.


Hoy doy por finalizado un librillo de 50 poemas, "Sueños y ausencia". Mientras, Darío teclea o golpea el teclado, y me hace rehacer un prólogo breve, es un librillo de sueños, de poemitas que no deberían ser escritos , ni leídos. Y ese prólogo alterado por mi nieto, dice en parte:

Este libro, no es otra cosa que las palabras sin sonido, en que la mente silenciosamente rumia esos sentires que le traslada el alma desde el pozo del sentimiento.

Es, como aquello que decía Antonio Machado en sus versos: “Converso con el hombre que siempre va conmigo” que decía que "era su complementario y solía ser su contrario”.

Complemento y contrario, la eterna batalla del hombre, la mente contra el corazón, la realidad contra lo imaginario, que queremos luchar por hacerlo real, y en alguna ocasión lo hacemos real, por eso creemos en esa ilusión...

La vida es el sentir el amor, mientras te aniquila
esa muralla, donde hasta se hace imposible el eco.
Y cuando llega la noche, se hace más profundo y persistente,
y en una locura blanca, se viste el amor de fantasía,
JOSMAN.
Publicar un comentario