jueves, 5 de noviembre de 2009

¿EL EVANGELIO DEL CORRUPTO?

(destellos poéticos)

Podíamos vivir en una sociedad colectiva, pero yo observo ríos de soledad, y en esa soledad veo al trabajador y al político, dos clases de hombres, posiblemente el primero cuando es corrupto ¿tiene un evangelio propio?

Decía Castelar que “para salvar la I República, había que acabar con la esclavitud y separar los poderes de Iglesia y Estado”

Yo añadiría, que si acabamos con la corrupción política. de los casos que oímos y vemos en la prensa diariamente, salvaríamos la democracia, yo ya no creo en ésta.

Ríos de soledad lleva la vida moderna,

no se conoce al vecino, ni la calle que

empinada, nos eleva y nos aleja.

Y a veces, no conocemos

a nuestra propia conciencia.

Como el corrupto que crece

con las cuentas del Estado…

o las haciendas locales

o los ríos autonómicos.

Infierno que se los lleve.

ríos de soledades

de este tiempo ¿de progreso?

donde el ciudadano es

en su libertad un preso,

que trabaja y que dormita

como un sacristán en templo

bajo el temor de Dios,

vaticanamente espeso.

Ríos de soledades,

todo es mentira y misterio,

y algún corrupto que otro,

tiene su propio Evangelio.

Leganés, 5 de noviembre de 2009

JOSMAN.

Publicar un comentario