viernes, 6 de noviembre de 2009

JOSMANERÍAS POLÍTICAS.

Yo no era escoria, si lo soy, es porque me contaminó España y Leganés.

En un blog de Leganés, (Dleganés) un anónimo me dice que soy escoria, lleva razón posiblemente lo sea, porque soy un ciudadano gobernado por una España y un Leganés, donde el hedor se hace nauseabundo.

Soy al parecer escoria, porque infectado por lo que leo, oigo y presiento, me he llenado por salpicado, de podredumbre humana.

Y aunque hasta hoy, hay pocos casos de corrupción en la casta política, a veces, basta con que exista un solo virus para infectar uno tras otro a los seres que compartimos espacio con ellos, especial es igual a nación, autonomía y localidad.

El virus político que nos invade, se extiende, como estos días la Gripe A, y anteriormente el SIDA, y para el primero no existen profilácticos, como para el último citado.

Quizás yo sea escoria, porque ese virus de la avaricia dineral recorre España de norte a sur y de este a oeste.

Y con tanto recorrido, yo no se si en algún parque cerrado – con rejas- o abierto me va alcanzar.

Leganés, 6 de noviembre de 2009

JOSMAN.

Publicar un comentario