jueves, 12 de noviembre de 2009

LA ESCORIA,

Desaparecida cárcel de Carabanchel.

JOSMANERÍAS POLÍTICAS.

A mí que me llamaron escoria* por opinar de lo público.

Y ahora que tengo tiempo, hasta que la parca me lleve al reino de Hades, he olfateado en los oscuros anaqueles, de forma amateur,que apilan las escorias políticas, de sus calles, construcciones, las idas y venidas facturiles varias, y un centenar de cosas, desde el alto Guadarrama, hasta el confín de Cádiz, y desde Madrid a Valencia, he visto oído, leído y en algunos casos comprobado, el estercolero político de unos pocos , pero que lo infectan todo.


Y he llegado a la conclusión simple de lo contrario a lo que dijeron del Cid: "Que buen vasallo si hubiera tenido un buen señor"

Estos últimos meses tras escuchar a Zapatero, Rajoy y Cayo Lara, éste último ayer mismo en TVE. Me he reafirmado en que la escoria son otros, y sobre la escoria debemos de decir: que buenos señores si tuvieran buenos vasallos en ayuntamientos, autonomías, y correveidiles varios.

Leganés, 12 de octubre de 2009

JOSMAN.

DICE LA REAL ACADEMIA DE LA LENGUA

* escoria.

(Del lat. scorĭa).

1. f. Sustancia vítrea que sobrenada en el crisol de los hornos de fundir metales, y procede de la parte menos pura de estos unida con las gangas y fundentes.

2. f. Materia que, al ser martilleada, suelta el hierro candente.

3. f. Lava porosa de los volcanes.

4. f. Residuo esponjoso que queda tras la combustión del carbón.

5. f. Cosa vil y de ninguna estimación.

Publicar un comentario