domingo, 11 de diciembre de 2011

LEGANÉS, Y EL EXILIO DEL POETA.

En Leganés hemos perdido la Participación Ciudadana, a pesar de que, yo siempre he demostrado lo que sentía en los últimos 12 años.

Ahora toca descansar al lado de Liber, Libertad-mi gatita- y degustar una pera lavadita. Y de vez en cuando un soneto de amor, para el amor.






La no existencia de Participación Ciudadana real en Leganés, durante tres mandatos consecutivos, me hace emprender un exilio interior, como ya lo hicieron otros poetas amateur.
A mí, estos políticos no me representan, no me siento representado. Les hacemos entrega de la "Olla" y ellos se lo guisan y se lo comen, sin preguntar al pueblo.

“Siempre tierra de caciques
fue ésta de Leganés”.
Dijo un poeta hace tiempo,
tiró su pluma y se fue.
Gobierne quien gobierne
será La Mancha que es,
más Quijote que Sancho,
aunque a veces al revés,
encuentra ricas espumas
del caldo de no se quién.

Cuando se acabó el ladrillo
nos castigó Lucifer,
juventud hipotecada
y el colmillo del lebrel
cubrió su cielo de noche
y no se ve amanecer.

Y cercando la Chopera,
rejas nos puso el poder…
Todo es luna menguante,
giró la noria al revés
la izquierda se hizo derecha
y aunque aterrizaba ULEG,
un catarro mal curado
una neumonía es.

La medicina es el pueblo,
pero el pueblo es, como fue…
cuatro años y las urnas,
para olvidarse después.

Participación Noemi,
si no escucháis al saber
habrá un opaco reinante
que hace del Butarque sed.
Cuando el poeta se exilia,
Don Jesús, pregúntese:
¿si la brújula funciona,
o se carece de fe?

¿Son molinos, son rebaños,
son las damas, o ajedrez?
Huele a parchís de mi infancia
este pobre Leganés:
Azules, rojas y verdes…
¿Amarillas? ¿para quién?

Leganés, 11 de diciembre de 2011


JOSé MANuel García García (JOSMAN)
Publicar un comentario