sábado, 31 de diciembre de 2011

¡QUE POBRE LA CLASE OBRERA!

Hoy tenemos derecho a divertirnos, y mañana a dormitar, pasado lloraremos, es la rueda de la vida, mientras la clase obrera sigue pagando la crisis que no creó


Noche vieja y año nuevo.

Mientras la gente se embriaga

miro una lejana estrella

¿donde la vida no existe?

en medio del universo

pasa un gato, ladra un perro...

De repente llega el alba,

vómitos en las esquinas...

aplana el alto cielo

azuladamente manso.

¿un chocolate con churros?

meo en el templo de Dios,

donde jamás estuvo,

donde jamás estará,

cuánta opulencia entre rezos

le asesina cada día

haciendole Viernes Santo.




Abro un libro, Blas de Otero

buscaba a Dios en España,

España no tiene Dios

sólo chorizos, macarras,

cuatro puntos cardinales

y parentela hortelana,

a quienes sacan la sangre

esos vampiros que mandan.



Impuestos en año nuevo,

invisibles puñaladas...

¡que pobre la clase obrera

cuando ignorante se embriaga!



Leganés, 31 de diciembre de 2011



José Manuel García García (JOSMAN)
Publicar un comentario