viernes, 16 de diciembre de 2011

NO HAY...

Ayer,en una revista de "cuyo nombre no quiero acordarme", mi amigo Liberto Malasaña, me dedicaba el comienzo de un libro de poemas "Poemas de la vida amarga" dónde en ocasiones ladran los perros.


Dentro de unos días, escribiré de él, hoy un maestro casi retirado, y a la sombra voluntaria de muchas cosas, nos sigue despertando a una realidad, esa que los políticos no ven, y están sangrando en nuestra sociedad, y en lo más intrínseco de ellas, los barrios, y aún más, las almas de los vecinos, donde a veces como deja entrever "pueda existir Dios" compartiendo espacio con el diablo.






No hay primavera eterna,


ni besos sin cuatro labios,


ni beata que desnuda


no la tienten los diablos.






Ni una Asturias sin mi infancia


corriendo del hórreo al prado.


Ni un patrón aún este siglo


que no piense que hay esclavos.


No hay sotana sin cura


ni Papa sin Vaticano,


ni Padrenuestro perdido,


ni Ave María encontrado.






Ni político que escuche


el dolor del ciudadano.


Ni payo que se confie


de las cuentas de un gitano.








En el hay, pero no hay,


musulmanes y cristianos


reimos, cuando reimos,


lloramos, cuando lloramos.






Nunca habrá una España rica,


son tantos los que trincando


viven del dinero ajeno


para nunca verse hartos.






Siempre el mismo pillaje


de un lado a otro saltando.






Leganés, 16 de diciembre de 2011






JOSé MANuel García García (JOSMAN)


Publicar un comentario