lunes, 16 de enero de 2012

NIEBLA EN LEGANÉS.

En ocasiones, los políticos son como el imán, tiene una parte que atrae cuando aciertan, y otras que repelen, estas son en las ocasiones que se equivocan a sabiendas o no.


Cuando la niebla espesa es cúpula en Leganés,
envuelve sus calle de tristeza,
los peatones se embozan y parecen
fugitivos de sí mismos.


Los gatos en un miau asambleario
debajo de un motor recién parado
disfrutan de un calor que es pasajero.


Un gorrión buscando compañeros
desde su atalaya en un cable,
a ratos a la pata coja salta,
y aletea la humedad de la neblina.


Y pasa un político despacio...
Leganés con niebla, oculto, opaco...
¿me aproxima, o me está alejando?


Leganés, 16 de enero de 2012

José Manuel García García (JOSMAN)

Publicar un comentario