sábado, 10 de enero de 2015

LA COMEDIA POLÍTICA DE ESPAÑA.



LA COMEDIA DE ESPAÑA.

Cuando frisaba los 25 años de edad, en España se escribió la "Comedia" el gobierno y las Cortes eligieron a unos sabios juristas e hicieron un buen trabajo que con el tiempo ha sido papel mojado, sobre ese disfraz carnavalesco crearon el régimen del 78, en Mayo la comedia acaba su primer acto, su escena principal ha sido la corrupción que ha salpicado hasta a IU, ésta escena no ha dejado títere con cabeza, ni salarios dignos. Felipe González director de escena, se hace Colombiano, dicen las crónicas,Fraga al contrario que Aristófanes que creó la comedia Griega, y la vio morir antes de hacerlo él, uno de los comediantes, es abogado de la infanta Cristina, y así podía escribir un ensayo de lo que pudo haber sido y no fue, y es que nuestra Constitución es como el amor, ilusiona y luego decepciona, y te das cuenta que, amor y Constitución son ilusionantes, a España le dieron la ilusión, el bipartidismo sabía que matando el espíritu de Montesquieu, todo era teatro, tal como lo quiso Alfonso Guerra, nuestro diputado más veterano.

Pululan nuevas gentes por España y por sus candilejas.

Yo no apoyo a ningún personaje ni antiguo ni moderno, sólo espero que, empiece lo vivo y acabe lo pintado, quizás porque soy machadiano y bostezo hasta en mis obrillas de teatro corto.
La comedia de España, toca a su fin, quizás para hacer otra igual de precaria, pero los jóvenes se ilusionan como yo lo hacía en el 78

Noviembre anuncia el principio del fín, aunque de momento la democracia quede dividida como Sicilia. -cuatro siglos antes de nacer Jesuscristo-.

Necesitamos entrar en la comedia con estropajo, jabón y lejía, se necesita limpieza sea quien sea el limpiador, eso sí que se lleve una mascarilla, las cloacas del teatro apestan como la Laguna de María Pascuala cuando Polvoranca fue aniquilada por la peste, el cólera y demás infecciones.
Del bipartidismo no se puede esperar nada, es verdad que PP y PSOE tienen hombres honestos, pero la comedia devora todo, como lo hace la salitre de la mar.

Esta comedia de texto casi perfecto, la han corrompido, y sólo sirve, como cuando a mi madre se le quemaban las lentejas, y las tiraba por el inodoro para alimentar al alcantarillado.

La Comedia toca su fin, el Régimen está caduco, como mi vieja gorra invernal, que trasporta mis canas y los pelos de mi gata Liber, que se restrega en ella, por ello he cambiado de gorra en la epifanía.

La Comedia no da más de sí, aunque Santiago Llorente y Jesús Gómez en Leganés quieran hacer milagros, no se trata de hombres honestos , que lo son más que yo, se trata de credibilidad y sus siglas ya no la tienen, solo pueden ser meros espectadores en unas bambalinas donde impera la oscuridad de la ciénaga, para volver a la tragedia.

JOSMAN.

Publicar un comentario