viernes, 27 de noviembre de 2015

DOS MUJERES COMO AUSENTES.


En varios medios ha salido la visita de S. Llorente al Centro de Mayores Gregorio Marañón, acompañado de la Concejala Doña Angelines Micó, que descubre una media sonrisa, que como dice un articulista leganense fuera de nuestro municipio, -aunque la noticia y también fotografía sea del Ayto, aportada presuntamente a los medios-, observando a la señora de la tercera edad que sigue su lectura, y me gusta, como dice el articulista, me gusta su gesto nerudiano, similar al de la Sra. Micó "Me gusta cuando callas porque estás como ausente" Y es que cuando habla nuestro alcalde todo parece ausente.
Me temo que yo, cuando muy pronto sea usuario de ese Centro, también esté ausente, como del salón de plenos municipal, donde el pueblo soberano disfruta de un gallinero que anuncia antes de penetrar, porque partido asiste.
Cuanto envidio a la ciudadana anónima, a la concejala Micó, a la que si yo fuera Neruda la diría: " Déjame que te hable con mi silencio" porque adoro lo ausente-presente, por eso como el poeta-articulista, recuerdo los versos de Pablo Neruda:


"Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.
Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.
Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que me calle con el silencio tuyo.
Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo".
Publicar un comentario