domingo, 29 de noviembre de 2015

EL POETA SOCIAL Y LOS POLITICOS.


Los carpinteros en mi infancia hacían lazos de cola de milano para unir dos maderas, no existe ningún lazo que pueda unir a un político con un poeta social. Y si alguien lo creara habría asesinado para siempre esa poesía fundamental y necesaria.
Desde Quevedo a Celaya, todos pasaron por la cárcel por el delito de escribir lo que pensaban, y yo, sólo al ser aficionado, por el calabozo.- Cárcel menor-

Quizás los aprendices de poesía social, seamos enfermos, sí lo somos, porque intentamos luchar por la dignidad de los pobres olvidando la nuestra, y nos revolcamos y hasta buceamos por la ciénaga política por desatascar la cloaca o el sumidero que arrastre su podredumbre. y eso es locura en este siglo XXI.


La mayoría de los políticos no quieren entendernos, y nosotros los poetas, les entendemos demasiado.

JOSMAN
Publicar un comentario