jueves, 26 de noviembre de 2015

MUJER, EUROPA Y LA GUERRA.

Foto: Beni.

Ayer como indico abajo, el "Gran Beni", me dedicaba un poema, sin puntos, escaso de comas, porque vivimos en un tiempo sin pausas, el mundo vive así, Europa sufre así, y los países mulsulmanes, viven entre la lágrima y el suspiro, Leganés se desgarra las vestiduras el día Contra la Violencia de Género, en un salón donde al contrario que el de los plenos, coge todo el mundo.

Leganés es eso, un teatro con los reposteros-tapices municipales, pero se legisla poco en las Cortes sobre la igualdad laboral, los partidos políticos están a otra cosa, a nivel nacional viven analizando el Yihadismo y sus consecuencias, a nivel local, a salvar los muebles el día 20-D, y mientras tanto, el editor y director de La Fumarola, conocedor del paro prologado, peregrina por el Sabatini, meditando sobre esa carne humana picada, que desola el mundo, los poetas como Beni, viven con el alma galopando sobre las heridas propias y ajenas, sin puntos, apenas comas.

Hay que ser positivos decía una amiga mía, sí hay que serlo, pero le sobramos a Europa, al tiempo que Europa nos sobra a nosotros.
La mujer no alcanza la igualdad, porque hasta los hombres somos desiguales y nos despedazamos, unos con atentados horribles y otros bombardeando, todos sin puntos ni comas, estamos en la balanza de una nueva guerra mundial en dosis violentas, como la droga pendemos de una jeringuilla de dudosa pureza.

JOSMAN.
Publicar un comentario