miércoles, 6 de abril de 2016

IGLESIA Y ESTADO...


No se atreven a separar los tres poderes: legislativo, ejecutivo y judicial, y mucho menos la Iglesia del Estado.
Decía un Rey de España: "La ley es igual para todos" el aforamiento solo debe de existir para cuanto se dice en el Parlamento o Asamblea Autónoma en sus debates. Lo demás es, lo que es...


Dicen que la Iglesia Católica, se lleva presuntamente 11.000 millones de Euros anuales, dicen que el déficit, es de más de 20 000 mil, - ya no heredado de Zapatero- En Leganés, la mayoría de las Iglesias están rodeadas de rejas, lo que significa que la casa de Dios está encarcelada, la religión, esa que no paga IBI, no debe de mezclarse con la vida civil, ni la civil con la religiosa.


Yo soy creyente pero ni la mujer que duerme a mi lado, ignora si hablo con Dios o con el demonio.
La religión debe ser algo espiritual, como el voto, reitero ni mi mujer sabe a quién voto, a veces digo que ala Falange Española.


La iglesia , siempre ha tenido a los gobiernos como marionetas de sus antojos, y la iglesia nunca ha estado como Jesús con los niños pobres, administra en parte a Cáritas, pero sus recursos no vas Cáritas y los escándalos de palacetes para Arzobispos empiezan a ser públicos como el de Rouco.
Esta Semana Santa hemos visto a la ciudadanía en su derecho a tener sus creencias, envolverse en el Opio, hemos visto a gente juzgada por herir el sentimiento religioso, y sin embargo, ni un obispo encausado por acusar de demonios a homosexuales.


Nuestros gobernantes desde Suárez a Rajoy, para ganarse la gloria son y han sido monaguillos de sotana. El pueblo carece de muchas cosas, pero ellos con el partido políticos más antiguo, hacen política en los púlpitos, miles de edificios sin pagar el IBI y otros beneficios.


En fin , estos herederos de los Reyes Católicos, siguen diciendo lo que el loco de la Mancha: " Con la Iglesia hemos topado" y Dios, mi Dios, lejos del Vaticano, duerme sobre el barro de las fronteras, también con la miseria al hombro, como decía Bécquer.
Josman.
Publicar un comentario