viernes, 29 de abril de 2016

LA COPLA, MI COPLA.

Hoy removiendo mis papeles beneméritos, para una visita oficial a la Guardia Civil, me aparecen 6 versos, deben de ser de una noche de esas que la nostalgia te invade, y escribe uno una copla, que tiene algo de antidepresiva, de esas que alivian el alma, y después quedan entre papeles oficiales durante años. 
La copla está algo denostada en estos tiempos, y sin embargo, en parte es el sentir individual de un ser y en ocasiones de una nación que suspira en palabras escritas o dichas.
Cada noche me refugio
en la flor de tu recuerdo.
Y la noche que tu no estás,
me siento morir y muero.
Sin mecerte en mi memoria,
y sin decirte te quiero.
Josman
Publicar un comentario