miércoles, 2 de marzo de 2011

QUE NO ME ESPERE NADIE.

UNO DE LOS ERRORES QUE TENEMOS LOS SERES HUMANOS, ES QUE, EL COSTUMBRISMO ES ESCLAVO DEL HORARIO, QUE SE ENTIENDE EN LOS PUESTOS DE TRABAJO, PERO EN EL TIEMPO LIBRE, EN EL MOMENTO QUE UNO SE RETRASA O SE ADELANTA, SIEMPRE EXISTE LA RECRIMINACIÓN DEL TE QUE ESPERA, O LA QUE TU HACES AL QUE ESPERAS.

ACOSTUMBRAMOS A ACUDIR SIEMPRE A LA MISMA HORA A LA COMIDA, A LA CITA AMOROSA, Y ESO, TERMINA CONVIRTIÉNDOSE EN UNA OBLIGACIÓN, QUE TERMINA EN DISCORDIA.

POR TODO ELLO, YO, HE TERMINADO POR DECIR QUE, NO ME ESPERE NADIE.



Que no me espere nadie,
estas tardes de frío,
porque me lleva el río
a mi mismo, a encontrarme.



Que no me espere nadie,
que estoy en soledad
perdido por las ciudad
harto de despertarme.



Que no me espere nadie,
que los malos soldados
a veces disfrazados,
somos átomos, o aire...





Leganés, 2 de marzo de 2011


JOSé MANuel García García (JOSMAN)

Publicar un comentario