miércoles, 23 de marzo de 2011

VIRGINIA.


Virginia es una ninfa, un sueño de primavera detrás de una cerveza fresca, es una mirada de terciopelo brillante en la penumbra del Motown, tiene la dulzura de una pera de agua, que se debe de disolver entre los labios del hombre que sea afortunado en poseerlos, es, simplemente Virginia, donde su cutis es un tórrido mármol donde esculpir la sensibilidad de la vida.


Es un ángel que desciende a lo telúrico, para darnos la visión más tierna de nuestras miradas.



Si yo fuera más joven

frente a esa luz de tus días,

resbalarían mis manos

por tu cintura Virginia.

Peinaría tu cabello

sin peine, con mis caricias,

finalizando en tu cuello,

que, con dorada joyitas

se llenaría de alivio,

tan sosegada Virginia

que estarçías en el cielo

flotando en nubes benditas.

Si yo fuera más joven,

y, tú menos jovencita,

en los rosales del sueño

de un jardín de delicias,

como El Bosco, en pinceladas

amándote pintaría

cada poro de tu cuerpo,

y, esas fuentes de la vida

que te preceden a todo

y hacen eco si suspiras

en este nuestro Motown,

donde te observo Virginia.




Leganés, 23 de marzo de 2011

JOSé MANuel García García (JOSMAN)

Publicar un comentario