lunes, 5 de septiembre de 2011

DADME Y HARÉ.

Uno se pregunta que, si le dieran cosas y poder, sería lo mismo que aquellos que las tienen porque se las gana o se las dan.

Posiblemente todos tropecemos en las mismas piedras, en los mismos vicios, y deseos desde el poder.

Seríamos capaces de construir una casa, de dar como decía D. Miguel de Unamuno el opio al pueblo, hacer un programa televisivo donde brote el dinero, y que un amor famoso nos convirtiera en bellos hombres siendo osos.

Hasta conseguir que Dios fuera un extraño en el Vaticano, y pensad y sentir que la castidad forzada, no es el celibato, sino la andropausia.

Lo único que muchos no sabríamos que hacer, es, qué escribir si nos dan una pluma y un papel.


Dadme piedras y maderas
y construiré una casa.
Dadme un Catecismo
y seré opio del pueblo.



El don del cotilleo
y haré brotar el dinero.
Dadme un amor famoso
y haré un hombre del oso.



Y dadme el Vaticano
y Dios será un extraño.
Y castidad forzada
que es andropausia.




Dadme pluma y papel,
¿quien sabe si escribiré?





Leganés, 5 de Septiembre de 2011


JOSé MANuel García García (JOSMAN)
Publicar un comentario