domingo, 6 de septiembre de 2015

EL PENSAMIENTO PÚBLICO DEL POLÍTICO.

Algunos políticos, dan la sensación de que son demasiado trabajadores para pensar, es decir, para poner en marcha el "proceso del pensamiento social" mi crítica no incluye el pensamiento sobre la vida privada, por el derecho a la  intimidad, imagen y buen nombre, que debo respetar.

Dicen los científicos que: "EL PROCESO DEL PENSAMIENTO.


“Las células del cerebro se comunican entre sí a través de un proceso electroquímico.  Cada vez que pensamos, aprendemos y nos comunicamos, una neurona envía un impulso nervioso por su axón. El axón de una célula cerebral hace varios miles de conexiones con muchos miles de otras células cerebrales. El punto donde una neurona se conecta a otra se llama sinapsis.
Cuando un impulso nervioso (mensaje bioquímico electro-magnético) surge por el axón, es disparado a través del espacio sináptico a través de un mensajero químico, llamado neurotransmisor, hacia la dendrita de la neurona receptora. 

El impulso nervioso viaja a lo largo del axón de la célula del cerebro, a través del espacio sináptico a otra célula del cerebro y así sucesivamente. Cuando una neurona se activa a otra de esta manera, es como si un interruptor se encendiera. Las neuronas se encienden, como una línea de fichas de dominó cayendo. 

Esta actividad es el proceso que crea el camino del pensamiento complejo, llamado también trazas de la memoria o caminos neuronales”

Tras este esfuerzo cerebral, no es extraño que gobernar no sea fácil, ahora comprende uno, esos altos salarios, ese sacrificio de algunos que permanecen todas sus vidas en cargos electos.
Y acostumbrados a esa gimnasia en las neuronas, el viaje por el llamado axón, el espacio sinaptico, el mensaje químico, el neurotransmisor, todas estas actividades, no se pueden parar de golpe, como no lo hacen los deportistas, por eso todos y todas necesitan LA PUERTA GIRATORIA. La mamandurria Esperanzil.

No pueden parar esa actividad cerebral, ésta grandiosidad del pensamiento, que necesita una alimentación adecuada, y por ende mucha visita a los negocios de restauración, y hay que comprenderlos. (Les recomiendo La Taberna de Quique, Changó, Los Frailes, Chopera, Butarque y Las Dehesillas) con sus manjares de alimentación cerebral adecuada.

Mantener la maquinaria del pensamiento es un esfuerzo y un desgaste, por ello, contradiciendo lo dicho anteriormente de las puertas giratorias, todos sin excepción deberían solamente estar una legislatura, sometidos a éste esfuerzo neuronal,  después, marchar a la vida privada, para como en el siglo pasado, tras una operación quirúgica tan delicada, tener una merecida convalecencia.

JOSMAN.



Publicar un comentario