sábado, 24 de octubre de 2015

EL PRECIO DE UN POETA AFICIONADO.

Café El Recreo

ME COMPRAN POR 1, 20 EUROS.
Suelen decir que todos tenemos un precio, desde el día 29 de Enero, dije que no entraría al Ayuntamiento de Leganés ni por todo el oro del mundo, y así será.

Aquél frío día, solo entraban al Pleno Municipal los afiliados de los 4 partidos, por invitación, nunca la democracia estuvo tan lejos del pueblo, el alcalde de entonces creía que éste cortijo pepinero, eran las Cortes, el resto de partidos, también eran como capataces de los "Santos Inocentes" de Delibes.


Pero ayer, acudí al Bar El Recreo, como tantas veces a degustar un café, ese que aún siendo hipertensos necesitamos los poetas aficionados, como Valle Inclán necesitaba la droga para sus "Luces de Bohemia"

De pronto, alguien se aproxima con un papel, alguien conocido, y me pide que si puedo escribirle unos versos o coplas para un acontecimiento social.

Yo nunca he escrito nada de encargo, no puedo, no se hacer ni lo que pienso, ¿cómo escribir lo que piensa otros?, Pero lo intenté, resbalaba mi bolígrafo sobre el papel y quizás por contagio de su anterior propietaria la poeta Mari Carmen Estévez, que me lo dio en un acto poético, y los bolígrafos son como el honor en la Guardia Civil, una vez perdido no se recobra jamás.

Y debido a ese contagio, escribí un buen soneto, una vez acabado y entendida mi caligrafía por el demandante, se aproximó a la barra y pagó el 1, 20 Euros de mi café, triste sensación la de un sonetista aficionado.

Salí a la terraza fría y mientras encendía mi machadiano cigarrillo de después, como en el sexo, me dije a mi mismo, que triste mi actividad poética. ¡Me compran por 1, 20 Euros!
52 años mal escribiendo para solo haber ganado 1, 20 Euros.

JOSMAN.
Publicar un comentario