lunes, 28 de noviembre de 2016

A Marcos Ana, poeta de la luz y la negra sombra.

El poeta Marcos Ana y Lidu.

A Marcos Ana, poeta de la luz y la negra sombra.
Marcos Ana, el último poeta, se preguntaba tras 23 años de cárcel : Decidme como es un árbol? Porque solo tuvo un patio donde estirar las piernas de su segada primavera, porque las cárceles no son las de hoy, y solo con una mente privilegiada, y un ingenio grandioso creo un mundo paralelo, donde impedio que pasara la locura, porque vencía su soledad y su angustia a golpes de versos que nacían desencadenados.

Solo el pensamiento y la existencia de lo que llamamos alma le mantuvo sereno venciendo el fantasma de la desesperación, LIDU lo conoció en esa Puerta del Sol - rompeolas de todas las Españas- como la bautizó A. Machado, Machado fue el cantor inmenso de Los Campos de Castilla, Marcos Ana, fue hasta esta semana, el cantor de los muros ciegos.


En la Puerta Del Sol, descendió a esa edad en que perdió la libertad los 19 años, y fue el viejo veterano que solo con su presencia deslumbró a esos jóvenes que pusieron en jaque mate al socialismo burgués de un Zapatero reducido.


Marcos Ana, que nunca tuvo fusil ni cuando vio a su padre asesinado antes sus ojos, solo con su sombra poética ayudó a encender el fuego donde el metal inservible del socialismo cayó en el crisol de su decadencia dándola su forma verdadera.


Y allí donde Madrid sufrió la carga del imperialismo francés, solo con sus versos silenciosos dejo en la sombra dulce la huella perenne de una Puerta del Sol que hoy llora su ausencia, nació en Salamanca y estaría orgulloso de ella, pero sus versos eran como esa inmortal Jota de la Dolores, que es España y todas sus regiones juntas, nos dice la Jota que nos abre el alma con la música de Bretón, un salmantino de su rango no es una Jota, pero es el símbolo de ella cuando la oímos, como cuando se lee a un poeta, que dice Beni, que el universo guarda silencio.


Hasta siempre maestro.!!

Josman.
Publicar un comentario