domingo, 23 de julio de 2017

SOY MI TIEMPO Y MI PALABRA.

SOY MI TIEMPO Y MI PALABRA.

Los aprendices de poeta somos como "El Viejo y el Mar" de Ernest Miller Hemingway, luchamos por pescar una poesía grandiosa y solo regresamos a puerto con un esqueleto.


No soy palabra en el tiempo,
soy mi tiempo y mi palabra,

como el Butarque no es río,

sin embargo, lleva agua,
es un arroyo que corre
entre su flora y su fauna.
El aprendiz de poeta
entre sus versos naufraga,
y a veces en versos blancos
no sabe si es nieve o nata,
¿qué importa lo que sea
ni la extensión de su barca?
Como “el viejo y el mar”:
¡Vive, lucha, sufre, sangra!
¿Y el trofeo? un esqueleto,
¡espinas de sal amarga!


JOSMAN.
Publicar un comentario