lunes, 11 de mayo de 2009

EL RINCÓN DE LOS SUSPIROS.

Tras la salud y el trabajo, todos los seres de la tierra deberían tener también esto mínimo que tengo yo, un rincón de los suspiros.

El rincón de los suspiros
es, el lado izquierdo
del sofá en donde escribo,
donde sosiego mis ansiedades,
donde reflexiono, donde leo,
y paso revista a España
que malvive, y me hace malvivir.

El lado izquierdo, donde
apoyo el brazo, donde
también lagrimeo soledades,
angustias y nostalgias varias.

El rincón de mis suspiros,
donde “Libertad” me mira, (1)
y yo la miro adivinando.

El rincón de mis suspiros,
de mis destellos poéticos.
Todos deberíamos tener un rincón
donde penar los pecados
y gozar de las bondades.

Y doy gracias a Dios, a mi esposa,
a mis hijos, a mis padres,
porque gozo, sufro y vivo
y tengo un sofá donde sentarme,
y con eso, con eso, ya es bastante.


JOSMAN.

(1) Mi gatita se llama Libertad.
Publicar un comentario