jueves, 7 de mayo de 2009

LAS COPLAS DE CALLEJO.

He tenido conocimiento por Dleganés de la cuantía económica que va a percibir el periodista don Javier Callejo, por parte del Ayuntamiento de Leganés, por la próxima Gala del Deporte, a través del presupuesto de la Fundación para el deporte de nuestra ciudad.

 

La citada cantidad, que me da miedo hasta escribirla, levanta la alarma en nuestra localidad pepinera, entre los que somos ciudadanos de la misma, ya que la Fundación necesita liquidez de los presupuestos públicos, al no ser todavía autosuficiente.

 

Nunca estuvo tan acertada aquella cita de: “Darle tres cuartos de la Gala al pregonero” y para acompañar al Sr. Callejo, como si se tratara de “Los Goyas” hemos contratado a una miss de calendario para alegrarnos la vista fotográfica, por la módica cantidad de 3.000 Euros, aproximadamente, si la Gala dura dos horas, vaya jornalito de obrera socialista.

 

No se por no conocer su historia pública, donde ha mamado el ideario socialista el Concejal Delegado de Deportes de la ciudad, don Sebastián Ortega, ni por supuesto nuestro alcalde Sr. Montoya, pero por sus edades, llegaron a un socialismo ya maduro, y no vivieron aquellos años revueltos, que dice una serie televisiva.

 

No escucharon a sus mayores aquella copla de: “Tanto vestido blanco y tanta parola y los pucheros leganenses al fuego con agua sola” Ahora, que hay tanto paro y Caritas ruega a Dios y a los hombres ante la necesidad alimentaria cotidiana.

 

Malo es verse en coplas como la Dolores de Calatayud, pero lo que va a cobrar el Sr. Callejo, me invita a la copla, a las “Coplas de Callejo” ¿por qué son necesarias estas coplas? Tengan en cuenta mis pocos lectores que, lo que cobra en su caché el Sr. Callejo es lo que gana durante un año un trabajador socialista, obrero y español, mileurista.

 

Y esto lo miremos por donde lo miremos, en tiempos de austeridad zapateríl, es un insulto a la inteligencia y dignidad de los trabajadores.

 

Vamos don Sebastián, que dan ganas de llorar, pero ante tanta ola que viene y va, escribamos como los poetas andaluces, que la pena y la ira, cantándolas es menor:

 

Leganés gasta demasiado,

lisonjas, lujos y galas,

debemos cortar las alas

a quien como mal soldado

 

gasta balas del Estado

disparando a los abismos,

afán de los socialismos

con el crédito mermado.

 

En Leganés no creemos

que rectifiquen mañana,

ya el buitre de la sabana

nos mira, porque caemos.

 

Todo este gasto Javier,

toda esta excelsa parola,

todo cuanto vemos sin querer,

es ola tras otra ola…

 

Tu cuantía millonaria

para este pueblo de obreros

que no gana ni entre eneros

esta suma dineraria.

 

Ya lo ves Javier Callejo,

que tu grandioso caché,

hasta a mí, por perro viejo

me hace perder la fe

 

en gobiernos montoyanianos,

aquí, donde el pueblo obrero

por lo que cuelgas de tu alero

él se desgarra las manos,

un año de enero a enero.

 

Leganés, 7 de mayo de 2009

 

José Manuel García García (JOSMAN)

 

Publicar un comentario