jueves, 7 de mayo de 2009

ESPÍRITU INCANSABLE.


Quizás me siga persiguiendo un "espíritu sin nombre" como escribía y sentía Bécquer, un espíritu, que ignoro si es de otro ser, o es el espejo flotante de mi alma.

Espíritu incansable
que va y viene tras de mi,
del Butarque a mi soledad,
de mi soledad al rincón
de un sofá, donde escribo,
donde duermo, y suspiro
queriendo apurar el tiempo.

Espíritu, sin nido, y en mi nido...

Luz de la oscuridad
trémula y parpintante.
Alumbrando noches oscuras,
para ser después,
sombra de la luz solar.

Espíritu, ¿quién eres ?
destilando un lagrimeo
ausente de ojos, sin voz,
y percibo tus lamentos
porque en la soledad los intuyo.

¿O quizás sean los míos,
y sólo eres eco del majestuoso
destello de mi llanto
y sus silencios.

Leganés, 8 de mayo de 2009

José Manuel García García (JOSMAN)
Publicar un comentario