martes, 8 de junio de 2010

"LOS SANTOS INOCENTES" DE DELIBES

MIGUEL DELIBES Y CONCHA VELASCO.

FOTO: http://www.nortecastilla.es/

Nadie como Delibes desnudó la España de posguerra, hundida en su propio fango, con los jornaleros esclavos de la tierra y el señor, el chozo donde vivían y criaban sus hijos lejos de los colegios y centros sanitarios, como se escondía de los ojos a los minuválidos graves, un cierto derecho de pernada menos forzada que en la edad media, pero existente aún en la España de Franco – que fue la de mi infancia y juventud-

El clamor en los festivales de cine ante aquella expresión salida del alma: ¡Milana, bonita!, el señorito explotador y cazador, la justicia humana, en un momento de rebeldía, la juventud como siempre buscando un mejor destino, la marquesa, la comunión del niño rico, la España de siempre, caída y sangrante en sus propios espinos…


España desnuda en fango de porqueros,

Esclava de la tierra y del señor,

“Santos Inocentes” de Delibes,

El chozo y la lana en pura flor…


Minusvalía escondida y sepultada,

con la “niña chica” en puro grito,

Azarías pululando por la nada,

El derecho de pernada, señorito…


La milana, “Milana, bonita!

alegría del hombre perdedor,

la horca como acto de justicia.


El hijo que vuela a su destino.

Marqueses de Franco y comunión…

España sangrando en sus espinos.


Leganés, 8 de junio de 2010

JOSé MANuel García García (JOSMAN)

Publicar un comentario