viernes, 22 de octubre de 2010

EL ALBERGUE INEXISTENTE EN LEGANÉS. (1)

Comienzan las primeras noches de frío en esta meseta del sur de Madrid, y durante los meses veraniegos nos hemos olvidado de las heladas y de los ciudadanos sin techo, mañana escribiré más a fondo sobre el asunto, hoy sólo puedo dejar un ramillete de versos donde quiero comunicar que formamos parte de una gris sociedad, donde parece ser que no existe ni piedad, ni caridad.


En Leganés sin albergue
duermen los pobres al raso,
quiera Dios que en este caso
un político también.


Una ciudad sin conciencia
tiene hijos bajo el frío,
escarcha en lo más umbrío
por única compañía,


un invierno y otro ivierno
en esta gris sociedad,
donde no existe piedad,
pobres sin ningún colchón


duermen entre dos cartones
bajo un cielo estrellado
que lanza un rayo helado
¡Ay, albergue inexistente,



si existieran los milagros!


Pero en Leganés jamás podrá haber milagros, a la Virgen del Butarque y al patrón San Nicasio, les ciega, como a todos, la verticalidad del ladrillo, del ladrillo interesado, del que se convierte en oro y no en un gasto.


Leganés, 22 de octubre de 2010


JOSé MANuel García García (JOSMAN)


Publicar un comentario