viernes, 15 de octubre de 2010

EL PODER Y LA POBREZA.

En el hermoso ojo azul-glauco, que gime en su pobreza, siempre hay una lágrima de esperanza.

Como ocurre en EE.UU. ningún político debería permanecer en su cargo más de 8 años, en España se convierte la política en una profesión, mientras los pobres, igual que los mineros de Chile, ven una luz lejana que se viste de esperanza en su desesperanza.


El poder es una ciénaga de podredumbre,
la pobreza, una luz vestida de esperanza,
Vivimos, padecemos, pasamos y sentimos,
el pueblo goza la vida padeciendola.


Pero está escrito en el universo,
que el heno de hoy, será estiércol mañana,
y el padecer de hoy, será el gozo
perpetuo de la conciencia.


Se aferran al sillón como lapas, unos y otros.
Pero en la pobreza siempre hay luz,
esperando el luminoso ascender
con el sueño alimentario,

de una esperanza que tejemos
cual Penélope, en la Odisea de nuestro tiempo.


Leganés, 15 de octubre de 2010

José Manuel García García (JOSMAN)

Publicar un comentario