lunes, 13 de junio de 2011

LOS INDIGNADOS Y LA RAZÓN.

Al entrar, estuve con los indignados, al salir, me abuchearon.

Yo estuve en el C.C.C. José Saramago el pasado día 11 del actual en el pleno municipal de constitución de la nueva corporación, y estuve porque tengo el derecho de informarme e informar si algún medio me permite esto último.

También estoy indignado, pero mi indignación no me da derecho a insultar y difamar .

Los indignados debemos dialogar, proponer, reivindicar y denunciar y obviamente exigir, pero todo lo que no sea esto es, cagarse fuera del tiesto, del orinal o del inodoro.

Hay, como decía Gabriel Celaya, " Tomar partido hasta mancharse", pero aprendamos del mismo Celaya, de Blas de Otero y de tantos como Gandhi, llevó a la India a su independencia del yugo inglés, con los gestos, las palabras educadas, sus huelgas de hambre, y se le llamó a Londres para cambiar el destino de su nación, y si él lo hizo ayer, hoy se puede hacer también.

Pero si yo llamo chorizo a un cargo público, consigo desahogarme, -y éste puede denunciarme por un delito de injurias, si no demuestro que es un chorizo- pero nada más, pero por ello no voy a tener razón, para tener razón y llenarse de razón hay que hacer propuestas como las de la Puerta del Sol, no por gritar y alguno insultar no se puede avanzar, la mala educación quita parte de la razón.

Leganés, 13 de junio de 2010


JOSé MANuel García García (JOSMAN)

Publicar un comentario