martes, 23 de junio de 2015

BANDERA SÍ, ¿Y SANIDAD PÚBLICA TAMBIÉN?


Para entender esta menestra política de hoy, bastaría empezar por el ayer.
Ley 15/1997 de 25 de abril, sobre habilitación de nuevas formas de gestión del Sistema Nacional de Salud.

“La aprobación de la Ley 15/97 de Nuevas Formas de Gestión en la Sanidad (con los votos de PSOE, PP, PNV, CiU y CC) abrió el camino legal que permitía transformar el sector público sanitario en un mercado y, en consecuencia, en una oportunidad de negocio más. Con la aprobación, en diciembre de 2001, de la Ley de Ordenación Sanitaria de la Comunidad de Madrid (LOSCAM), no se hizo más que desarrollar en el ámbito madrileño lo que la Ley 15/97 ya había legitimado.”
En la exposición de motivos y después en el desarrollo de la Ley comprobamos ciertos intereses privatizadores. El bipartidismo lo absorbió todo como una esponja, se sucedieron Reales Decretos, y la sanidad pública, se sumergió en unos intereses creados escandalosos.
Parece lejano el año 1997, donde querían demostrarnos que la gestión era diferente, claro que fue diferente, entonces no existía ni Ciudadanos ni Podemos, tan sólo una IU, que cantaba de solista en el puticlub, 
Ahí nació todo, para ser esta agonía que sorprende al PP y PSOE, capataces del cortijo, en el cual en vez de mantener al metafórico cochino con las bellotas propias, encargaban el pienso a sus amigos y conocidos.
Y llegaron los despertares, para bien o para mal, ellos engendraron una gestación que eclosiona en el parto electoral. El abuso, el ansia, la mamandurria, han sido, para bien o para mal, los padres de éstas jóvenes criaturas. El PSOE, se envuelve en la bandera Constitucional, está en su derecho, es español, pero un mal presagio, a los militares se les envuelve en ellas, cuando por desgracia han muerto, La bandera, símbolo del Estado, como el rey o un presidente de la república, deben de ser honest@s y discret@s.

JOSMAN
Publicar un comentario