lunes, 24 de agosto de 2015

EL PEDO EN LA COMEDIA DE ARISTÓFANES.

LAS NUBES DE ARÍSTOFANES. 

Aristófanes, había sido discípulo de Sócrates, pero le ridiculizó en el teatro, a pesar de ello, cuentan que, siguieron siendo amigos y alternando juntos, eso era lo grande de la amistad y de aquella incipiente democracia. Donde no existía una ley mordaza, aunque imperfecta por consentir la esclavitud.
Sócrates fue juzgado y condenado a muerte por impiedad, su pecado fue haber enseñado a parir ideas, entre otros al propio Aristófanes en aquella “tienda de las ideas”, como la llamó éste creador de la comedia satírica.
Aristófanes eleva al pedo a la más alta categoría en “Las Nubes” donde el personaje de Sócrates, explica como es el trueno a Estrepsíades. Pero la sociedad griega, al contrario que la española en casi 400 años de Inquisición, permitía que el autor expresara que Dios no existía.

JOSMAN.

Digitalizado por LIBROdot.com

ESTREPSÍADES .Pero explícame  ¿quién es el que produce los truenos, eso que me hace a mí temblar de miedo?
SÓCRATES. Éstas producen los truenos al ser empujadas por todas partes.
ESTREPSÍDES. A ver, a ti que no se te pone nada por delante: ¿cómo?
SÓCRATES. Cuando se saturan de agua y por necesidad son forzadas a moverse, como están llenas de lluvia necesariamente son impulsadas hacia abajo; entonces, chocan unas contra otras y, como pesan mucho, se rompen con gran estrépito.
ESTREPSÍADES. Pero el que las obliga a moverse, ¿quién es? ¿No es Zeus?  La expresión atropellada del personaje es fiel reflejo de su sorpresa.
SÓCRATES. Ni mucho menos; es un torbellino etéreo.
ESTREPSÍADES. ¿Torbellino? No me había dado cuenta de eso, de que Zeus no existe y de que en su lugar reina ahora Torbellinos'. Pero aún no me has explicado nada del estruendo y del trueno.
SÓCRATES. ¿No me has oído? Las nubes, al estar llenas de agua, te digo que chocan unas con otras y hacen ruido porque son muy densas.
ESTREPSÍADES. Vamos a ver: eso, ¿quién se lo va a creer?
SÓCRATES. Te lo voy a explicar poniéndote a ti como ejemplo. En las Panateneas, cuando ya estás harto de sopa de carne, ¿no se te revuelven las tripas y de pronto se produce un movimiento en ellas que empieza a producir borborigmos?
 ESTREPSÍADES. Sí, por Apolo, y al momento provoca un jaleo horrible y un alboroto; y la dichosa sopa produce un ruido y un estruendo tremendo, como un trueno; primero flojito, «papax, papax», después más fuerte «papapapax», y cuando cago, talmente un trueno, «papapapax», como hacen ellas.
SÓCRATES. Pues fíjate qué pedos tan grandes han salido de ese vientre tan pequeño. Y el aire éste, que es infinito, ¿cómo no va a ser natural que produzca truenos tan grandes?

ESTREPSÍADES. Por eso incluso los nombres de las dos cosas, «trueno» y «pedo», son parecidos. Otra cosa: el rayo con su fuego brillante, ¿de dónde viene -explícamelo-, el rayo que, cuando nos atiza, a unos los achicharra, y a otros los chamusca dejándolos vivos? Pues está claro que Zeus lo lanza sobre los perjuros
Publicar un comentario