lunes, 5 de diciembre de 2016

UN PERIODISTA PRESUNTAMENTE VEJADO.

Foto de Google: 

La corneja se posa en el Ayuntamiento de Leganés, y un maleficio histórico provoca el nerviosismo de nuestros ediles. 

UN PERIODISTA PRESUNTAMENTE VEJADO -En Leganés-
Conociendo sólo una versión y siempre con la presunción de inocencia en los hechos, a mi lo que me preocupa es que en Leganés empieza a ser peligroso aquello que decía Quevedo,"Donde hay poca justicia es un peligro tener razón" o buscar la razón. La política en Leganés como en España, despierta la sinrazón, el periodista debe de preguntar, y en el caso de Adrián debe de opinar.

Y lo que presuntamente no debe de hacer un líder político es perder los nervios, los políticos son servidores públicos, lo peor es creerse que tras los votos del pueblo se es el dueño del "cortijo" cuando sólo se es un administrador temporal, sea como sea, empieza a ser peligroso preguntar, y lo peor de todo opinar, esperemos que estos casos no se repitan, pero los nervios están a flor de piel. 

Y siempre he dicho, y hasta Leganews lo recogió, que todo esto viene por "La Acacia de los meones" una leyenda que nadie cree y los políticos sufren, y alcanza a periodistas. Leganés nunca se debió de levantar un ayuntamiento frente a un manicomio.


La demencia y la depresión no es contagiosa, pero su espíritu pulula por el paseo de Colón y el Ayuntamiento lo sobrevuela una corneja, ave poco frecuente en este Leganés nuestro, y me temo que empiezan a llegar los buitres.


JOSMAN.
Publicar un comentario