sábado, 1 de abril de 2017

DE BAROJA AL ATENEO.


Mi hijo J. Manuel, conociendo mis gustos me regala una trilogía de Pío Baroja,"La lucha por la vida" se adormece uno vencido por el sueño. Don Pío también estuvo en este Leganés nuestro, como Galdós, pero eran visitas vinícolas o cafeteras, como bien sabe nuestro cronista Juan A. Resalt, aquí no se quedaba nadie, salvo nuestro poeta Santiago Gómez Valverde, que es pura sangre pepinera. Con Santiago fui por primera vez al Ateneo, que es un poeta independiente, y ha cantado con la palabra mucho mejor que yo a este Leganés, y allí desgranó su inmensa poesía.



Al Ateneo se va a aprender y a decir, a sembrar los versos de "La Amada Ausente" al Ateneo no se va de la mano de un partido político, obviamente lo científico y lo cultural, siempre ha estado reñido con lo político, al igual que la ciencia y la filosofía.



Dicen y será verdad, que la República tuvo o no investigó que allí se cocinaban "las Checas" . El la Puerta del Sol se cocinaban las detenciones en el franquismo y otras cosas violentas, y allí va la gente a comenzar un nuevo año. Ya escribí esta semana que los lugares son inocentes de los hechos que se producen en ellos.



Si tuviera que escribir de cuantos van a otros lugares, muy en especial donde los castellanos viejos decían que estaba una de las Puertas del Infierno, que mandó sellar Felipe II, y sin embargo la Constitución permite a los ciudadanos andar libremente por el territorio nacional.



Quizás por ello, como Pío, empiezan la carrera de medicina en Madrid y la acaba en Valencia.La gente no es de donde va, invitado o no, porque hay sitios donde hay que ser socio y te lleva un conocido.
Dicen que cuando uno escribe del pasado involuciona, sin embargo ignorar el pasado te hace no evolucionar, cerramos los ojos al pasado y nos quedamos en el presente de las sentencias de la Audiencia por chistes, obviamente de mal gusto, y sin embargo las exaltaciones a la dictadura por nostálgicos franquistas, no quiso la derecha que fueran delito, como lo es en Alemania hablar o exaltar a nazismo.



Voy a leer a Baroja, porque sólo hay una forma de saber de dónde venimos, aunque la literatura tenga flecos de fantasía, tiene una realidad que respira en cada párrafo, no voy al Ateneo y al barrio de las letras a exponer ideales políticos, voy a deshilar la madeja de una amada ausente, de la que en verdad hay que involucionar en el tiempo, quizás porque lo único que no muere es la poesía, la dejamos impresa o en unos cajones, y hoy en este hoy se vuelven a editar las poesías de Sor Juana de la Cruz escritora mexicana, que vivió en el siglo XVII, Y a eso me refería en el Besteiro, "El Juicio de la historia"


 Cómo la independencia de esta mujer que se hizo monja tras estar casada, y a la que sólo debió de entender la mujer del Virrey de México, y las tertulias que hicieron grande el castellano por aquellas tierras, se realizaban en una celda conventual.

Nota aclaratoria:En el Ateneo no hubo checas en la II República, la gente lo confunde con el Círculo de Bellas Artes que presuntamente las tuvo en su sótano, nos dice la prensa. los nervios hacen confundir lugares a mis críticos. Foto de la izquierda, el Circulo y derecha el Ateneo, por cierto es una entidad privada,

JOSMAN.

Publicar un comentario