martes, 13 de octubre de 2009

DE LA GRANDEZA DE V. FERRER A LA PEQUEÑEZ POLÍTICA. I

Vicente Ferrer

1ª Parte

¡Sed honestos con la pobreza, y el pueblo os recordará por vuestra grandeza, si por el contrario legisláis contra el pobre, la historia verá como abominable vuestro nombre!

Valencia: “Don Vito, El bigotes…” Presunta corrupción, son la peor especie de la raza humana, los que elegidos por el pueblo, trapichean con el dinero del pueblo, que es como sodomizarlo.

¡Estamos hasta la saciedad de que nos toquen el más oculto de los esfínteres!

Señores y señoras políticos y políticas, no puedo pediros que seáis singulares y grandes como Vicente Ferrer y Teresa de Calcuta, porque sois pequeños y vulgares, como lo soy yo, pero si puedo pediros, que dejéis los viejos vicios que ha tenido siempre el poder desde la noche de los tiempos; no os pediré que os acerquéis a la santidad humana de los citados, solo os pido que os acerquéis a los pobres y necesitados.

Quien no mira cada día a la pobreza que le rodea, podrá ser rico, tener salud, ser popular, pero jamás será un ser con la talla humana de la grandeza.

Es curioso como pobreza rima con grandeza.

Curiosidad de una lengua que nos sirve para expresarnos a todos por igual, porque la palabra escrita o dicha, como la música, y el resto de las artes, son la democracia en estado puro, otra cosa es, quien escribe o hace arte al dictado de los poderosos, esos son esclavos que practican un oficio mejor o peor cultivado, pero renumerado.

Leganés, 13 de octubre de 2009

JOSMAN.

Publicar un comentario