viernes, 23 de octubre de 2009

LA SOMBRA VERDE.

¿TRICORNIO Y SANTIDAD?
Sr. Rubalcaba, cuando S.E. esté retirado de la actividad política, le visitaré o nos encontraremos allá donde España se hace Cantabria y mira a la mar de mis mayores.
Y allí inexorablemente, los dos veremos la sombra verde, ya se lo dije una vez – por escrito- S.E. la verá como la sombra negra que veía y presentía Rosalía de Castro. “ En el sol que brilla, en el viento que sopla, en el murmullo do río y en la noite y en la aurora”
Mientras tanto, sólo me queda la poesía:

Un día de despertares
todo tocará a su fin.
Y verá la sombra verde
detrás de un guardia civil.

Y ya no será ministro,
ni yo poeta social,
será entonces Rubalcaba,
cuando a la vera de la mar
comprenda señor, ya tarde,
la angustiosa soledad,
de estos hombre y mujeres,
como salmones sin sal
con su oficio de civil
en un cuerpo militar.

Misiones de policía,
cuarteles de la orfandad…
donde la launa es cuadrada,
y el cuadro, circular;
principio y fin en lo mismo,
fin y principio al igual.

Y en este paso ligero
que nadie quiso cambiar,
verá la sombra más verde,
todo un sol crepuscular
que le alumbre si viene,
que le alumbre si se va.

Siempre entendemos tarde
olvido y soledad,
sombra verde, verde sombra,
marcialmente , caminar,
un día de despertares,
noche negra sin soñar…

Leganés, 23 de octubre de 2009

JOSMAN.


Publicar un comentario