sábado, 10 de octubre de 2009

Sr. RUBALCABA, DON ALFREDO...

Foto de Mónica Patxot



Rosalía de Castro.






Las Instituciones no tienen alma, no tienen corazón, pero los hombres que las lideran o dirigen, quiero creer que sí. Yo a mi edad, aún creo en el ser humano, y por tanto en su Excelencia.

Solo le pediré en esta nota que pierda 5 minutos de su tiempo, que es lo que dura un poema de Rosalía de Castro “La negra sombra” dicho poema musicado, lo canta entre otros/as, Luz Casal, al tiempo de escucharlo visiones el vídeo de la detención del Teniente Francisco Ruiz, a las puertas de lo que debería de ser la Casa del Pueblo del PSOE, en la madrileña calle Ferraz.

Cuando en el citado vídeo observe el cacheo de la policía nacional al teniente uniformado, empujándolo contra la baranda férrea, y vea como hemos visto todos caer el tricornio al suelo, al asfalto sucio e infecto, entenderá lo que hemos sentido miles de guardias civiles.

Si este video y esta canción al unísono, no son capaces de hacerle sentir lo que sentimos los guardias civiles, que estoy seguro que lo sentirá, entonces, yo me guardaré para siempre mis palabras dichas y las escritas, mi prosa y mi poesía, porque dejaré de creer para siempre en el ser humano, al tiempo que, en esta jungla, en la que todos hemos convertido a la vieja y sufrida España.

Si los seres humanos perdemos los sentires del alma, nos habremos perdido a nosotros mismos, si es que ya no lo hemos hecho.

Leganés, 9 de octubre de 2009

JOSMAN
Publicar un comentario