lunes, 19 de marzo de 2018

EL DESENCANTO VECINAL


Ayer me escribía en público mi hermano Vicente un desencanto vecinal, como vecino, como ciudadano y como libre pensador, se que es un desencanto temporal, él lleva la reivindicación de modo innato, porque morirá con la pluma y la cámara de fotografías, nacemos vivimos y morimos de ésta manera.
También te recuerdo que la mayoría de nuestros políticos no cambiarán, por ello acabo con la dos últimas líneas del Buscón de Quevedo: " Pues nunca mejora su estado quien muda solamente de lugar, y no de vida y costumbres" Hay vicios políticos NO PERSONALES que eso es intimo, que no les puede hacer cambiar, y aunque cambien a la Comunidad o al Parlamento, como El Buscón, no cambió en el siglo XVII, ni los que habitaban "La Cueva de la nada" de Gracián del mismo siglo, Un abrazo hermano Vicente. Con tu permiso recojo tu comentario- sin plagiarlo- pues digo que es tuyo, porque ese comentario es historia viva de Leganés y nicasiana.
Alcalde: La Calle del Cobre, está como todo, en pleno abandono, sin Pleno Presupuestario.

JOSMAN.

"Si llego siquiera a intuir que después de tantos años de trabajo vecinal todo iba a quedar en estancamiento, mediocridad política, comadreo interminable, cobardía y egoísmo al mismo tiempo; en resumidas cuentas: en decepcionante e indecente involucionismo, seguramente se me habrían olvidado muchas buenas formas, modos y respetos.

Un fortísimo abrazo, y celebremos juntos que el tiempo y estos personajes de la comedia que nos desgobiernan, hayan tenido el detalle de abrirnos los ojos a la realidad.
Pena de País en toda su extensión, de abandono, de hipocresía local perpetuada, y de haber comprobado que llevan décadas apoltronados sin hacer ni ser nada más que NADA."

Vicente Gordillo.
Publicar un comentario